SOBRE EL NOMBRE DEL BLOG



En las cercanías de la muy antigua villa de Fuentes, en el Reino de Sevilla, hay una fuente que desde hace siglos recoge el agua del cerro adyacente a través de diversas conducciones subterráneas y la canaliza hasta ella, donde la gente del lugar acudía para abastecerse.

De orígenes islámicos, rodeada de restos de distintos pueblos antiguos que habitaron estos lares, ya en 1599 aparece citada en las Actas Capitulares acordándose su reparo, y en 1690 el Cabildo Municipal acuerda hacer la fuente de piedra, para lo que contrata al cantero de Morón Antonio Gil.

A lo largo del siglo XVIII, se continúan diversas reformas debido a la pérdida de suministro y a defectos en las conducciones y en 1787 se le dota de una escalera y un paso hecho de rosca para evitar los daños del público a la construcción. A fines de la citada centuria, se puso en marcha un proyecto general de conducción de las aguas potables a la villa para solucionar los problemas de abastecimiento.

Como en la Fuente de la Reina, otros manantiales y pozos de estas tierras llenas de historia siguen manando agua «buena y clara» desde tiempos remotos; características de un territorio que dieron el nombre a este maravilloso lugar del mundo que es Fuentes de Andalucía.

lunes, 16 de mayo de 2011

DE LA HISTORIA DE LA ROMERÍA DE MARÍA AUXILIADORA DE FUENTES DE ANDALUCÍA

La huella que dejaron los Salesianos en los 19 años que desarrollaron su labor en Fuentes de Andalucía fue muy honda. Con su menester, su magisterio, su labor educadora… inculcaron fuertemente en las familias fontaniegas la devoción y el amor a María Auxiliadora, la Virgen de don Bosco.
Y aunque la marcha de Fuentes de Andalucía de la congregación se produjo en 1948, la primera Romería no se celebraría hasta 30 años después. Era el fruto de la semilla sembrada por los discípulos de San Juan Bosco que germinaba en los centenares de antiguos alumnos que habían pasado por aquellos pupitres y aquel teatro de la calle Convento.
Tras la clausura del colegio y la casa salesiana, los alumnos continuaron celebrando cada año un Triduo en la fecha de la fiesta de la Virgen, el 24 de mayo, y en ciertas ocasiones procesión con la imagen de María Auxiliadora. En 1970 estos cultos dejan de celebrarse por la ausencia de un gran número de antiguos alumnos en el pueblo pero, en 1974, se recupera nuevamente el Triduo y la Procesión de la Virgen cada 24 de mayo, siendo cada vez más numerosa la presencia de fieles en dichas celebraciones.
En el apogeo de los actos y el fervor resurgido, y con el trasfondo de romerías que van ganando popularidad en pueblos cercanos, en el transcurso de 1977 un grupo de jóvenes llegan a solicitar al párroco, don Ramón Díez de la Cortina, la celebración de una romería en Fuentes de Andalucía, decidiendo éste que lo más propicio es que dicha romería sea celebrada en honor de María Auxiliadora, debido a lo extendida que se encuentra la advocación en el pueblo.
De este modo, los promotores se ponen en contacto con un grupo de antiguos alumnos y el proyecto tomó cuerpo y se hizo realidad. Era la primera romería, con pocos medios pero con mucha ilusión, hasta el punto de que incluso la imagen tuvo que ser prestada por la vecina Pepita García Rigalt, debido a que la efigie existente en el Convento y que llegó a Fuentes con los Salesianos era inapropiada por su gran dimensión.


El domingo 28 de mayo de 1978, entre un gran ambiente festivo y fervorizado, el pueblo entero se desplazó junto a la Carreta de la Virgen a un chaparral de la finca del Castillo de la Monclova, que el Duque del Infantado había cedido para la ocasión, en numerosas carrozas, a pie, a caballo… y al llegar al lugar elegido celebraron la Misa de Romeros.
En 1980, con las aportaciones del pueblo se adquiere una imagen de mayor tamaño y se estrena del mismo modo una carreta propia, donada por el Duque. A partir de este año, y de manera alterna, unas veces la romería se celebra en los chaparros y otras en los eucaliptos, éstos últimos a mayor distancia del pueblo y teniendo que atravesar para llegar a ellos la entonces carretera Nacional IV.
En los primeros meses de 1981, antiguos alumnos y organizadores de la romería se reúnen con objeto de constituir la Hermandad de María Auxiliadora, elevando solicitud a la Vicaría General del Arzobispado de Sevilla de la que reciben autorización provisional.


En 1982 se celebra por primera vez el Pregón, que con la excepción de 1983 tiene lugar cada año en las vísperas de la fiesta de la Virgen, así como en 1985 se organiza la primera Procesión Infantil y Ofrenda de Flores.
En estos años de romería en la finca del Castillo, hubo ediciones en las que se llegaron a contabilizar más de un centenar de carrozas bellamente exornadas que engalanaban considerablemente el cortejo en su discurrir y que desde el “Pozo la Reja” hacían cola para guardar orden tras la carreta de la Virgen.
Emotivo fue para los romeros el año 1987, en el que tras nueve años en el Castillo la Romería cambiaría de ubicación, pasando a celebrarse, aunque solo por este año, en el paraje conocido como “El Torrejón”, junto a la carretera de Travieso, así como la Misa de Romeros deja de tener lugar a la llegada al campo para celebrarse en la Plaza Santa María la Blanca antes de la salida.
Siguiendo el relato del continuo proceso de cambio, el 24 de abril de 1988 el pueblo recibió en la Cruz “Juan Caro” la imagen “sentaíta” de María Auxiliadora, que desde entonces preside la la romería que se celebra en la Vereda de la Fuente de la Reina.
En este paraje, tras la petición de la Hermandad, el Ayuntamiento destina la finca de su propiedad del “Molino de Viento” a la creación de un parque rural acotado y la construcción de una Ermita dedicada a la Virgen, todo ello asumido con fondos municipales. Capilla que es entregada a la Hermandad y bendecida el 24 de mayo de 1994, presidiendo la misma desde 1995 un azulejo donado por los hermanos de la imagen de María Auxiliadora que llegara a Fuentes con los Salesianos en 1929.
Cada año, el mes de mayo, mes de María, en Fuentes tiene un nombre propio, y no es otro que María Auxiliadora. Las calles de engalanan de celeste y rosa, y centenares de personas participan en los diversos actos y cultos que culminan el último domingo del mes, en el que entre el tronar de cohetes y ecos de tamboril, entre palmas y sevillanas, Fuentes se viste de gitana y monta a caballo para acompañar por los caminos de esta tierra a la Virgen de don Bosco, “primero por las calles y después por los senderos” tras el paso majestuoso que dan los bueyes, que en 2010 tiraron por vez primera de la Carreta de la Virgen tras 32 años de romería en los que el ritmo los marcó el andar de una bestia y el buen hacer de un mulero.