SOBRE EL NOMBRE DEL BLOG



En las cercanías de la muy antigua villa de Fuentes, en el Reino de Sevilla, hay una fuente que desde hace siglos recoge el agua del cerro adyacente a través de diversas conducciones subterráneas y la canaliza hasta ella, donde la gente del lugar acudía para abastecerse.

De orígenes islámicos, rodeada de restos de distintos pueblos antiguos que habitaron estos lares, ya en 1599 aparece citada en las Actas Capitulares acordándose su reparo, y en 1690 el Cabildo Municipal acuerda hacer la fuente de piedra, para lo que contrata al cantero de Morón Antonio Gil.

A lo largo del siglo XVIII, se continúan diversas reformas debido a la pérdida de suministro y a defectos en las conducciones y en 1787 se le dota de una escalera y un paso hecho de rosca para evitar los daños del público a la construcción. A fines de la citada centuria, se puso en marcha un proyecto general de conducción de las aguas potables a la villa para solucionar los problemas de abastecimiento.

Como en la Fuente de la Reina, otros manantiales y pozos de estas tierras llenas de historia siguen manando agua «buena y clara» desde tiempos remotos; características de un territorio que dieron el nombre a este maravilloso lugar del mundo que es Fuentes de Andalucía.

sábado, 26 de enero de 2013

AQUELLAS MURGAS DE ANTAÑO...

El Carnaval de Fuentes de Andalucía se viene celebrando posiblemente desde el siglo XIX, en el que se generaliza la fiesta por todo el territorio español, pero es la Dictadura del General Franco, a pesar de las prohibiciones y censuras, cuando toma un sello inimitable convirtiéndolo en uno de los carnavales más singulares y arraigados del territorio andaluz, llegando al siglo XXI manteniendo parte de su idiosincrasia, lo que le ha llevado a ser reconocido institucionalmente como “Fiesta de Interés Turístico de Andalucía” desde 2008. 
Junto a las máscaras -forma de disfrazarse de manera que nadie pueda reconocer a la persona, desfigurando el cuerpo,  tapando la cara y cambiando la voz usando falsete para conseguir el anonimato-, otra característica propia del Carnaval fontaniego son las murgas. Agrupaciones de seis a diez personas que interpretan canciones con tonos musicales característicos, generalmente tonadas de coplas conocidas con las letras modificadas, acompañados de redoblante, bombo y platillo y pitos de caña.
Fiel a su particularidad, las murgas cada año describen en sus coplas los acontecimientos y sucesos más trascendentales ocurridos en el pueblo durante el año anterior. 
El Carnaval de Fuentes ha dejado en su historia célebres poetas y murguistas, recordadas coplas y una imagen asociada a él mismo recordando los mejores tiempos, que no es otra que una Carrera rebosante de público que pasea, murgas que hacen pasacalles y cantan y máscaras que hacen de las suyas divirtiéndose ellos mismos y al público con quien comparten el espacio.     
Hoy traemos a nuestro blog dos pequeños vídeos de la popular «Murga de la Peña Flamenca», tomados en la década de 1980.